viernes, 15 de julio de 2011

El "efecto Rubalcaba"

He estado casi un mes sin escribir en el blog y podría poner excusas varias para justificar esta inactividad, pero voy a ir a lo seguro: la culpa de mi inactividad la tiene Rubalcaba. Esta es la conclusión a la que he llegado después de leer, escuchar e interiorizar todas las noticias que nos llegan desde aquellos que se sientan a la diestra del señor, es decir, desde el PP hasta Intereconomía, pasando por VEO y 13TV que, si no son familia, se parecen bastante.



Se dice que “Si una mariposa en Hong Kong bate sus alas, puede provocar una tempestad en Nueva York”. Pero el efecto “Rubalcaba” que proclaman los populares nos obliga a reformular esta teoría sustituyendo “mariposa” por “Rubalcaba”. Todos tienen como denominador común el capullo: la mariposa sale de un capullo, mientras que Rubalcaba es el candidato de un partido representado por un capullo y el PP cuenta con innumerables capullos sentados en los escaños que ocupan en la oposición.

Tengo que reprochar a “El Gato al Agua” que haya desbancado a Buenafuente como “late show” de humor en el “prime time” televisivo. Es un programa que merece una mención especial. No tiene precio ver al ex-convicto Mario Conde ejerciendo de Catedrático de Economía y Derecho en el programa gatuno, para que luego alguien ose dudar de la reinserción social de los ex-presidiarios. Al decir que “no tiene precio” me refiero literalmente a su falta de valor, no sólo económico, sino a la carencia total y absoluta de todo tipo de valores, porque si tuviera algún valor quizá alguien de los contertulios se podría “apropiar indebidamente” de él. Cuando hablo de la cadena Intereconomía estoy hablando de una cadena televisiva, no de la cadena que se ata a los tobillos de los presos y que sirve para que éstos arrastren las bolas, pero no las pelotas que permiten a alguien sentarse en una mesa de debate para dar lecciones de economía después de cumplir condena por apropiación indebida, sino esas otras pesadas bolas que vemos en algunas películas carcelarias y que también arrastran algunos fantasmas, con o sin sábana. Una vez aclarado este punto y descartado también el uso del término “cadena” como tirador del retrete, me centro en esta cadena de televisión llamada “Intereconomía”, que se caracteriza precisamente por los problemas económicos que sufre. Estos problemas económicos, como ya habréis deducido alguno de los lectores más avispados del blog, tienen un único culpable, efectivamente, me refiero a Rubalcaba. Escuché estupefacto como se culpaba a Rubalcaba de cambiar la frecuencia por la que se sintoniza la cadena y, no sólo eso, sino que entre faisanes y gales tuvo tiempo también de evitar que los anunciantes publiciten sus productos en esa cadena. Afortunadamente no todos los publicistas se dejan amedrentar por Rubalcaba, ya que el producto estrella del programa es el detector de radares de la policía para evitar que Rubalcaba, no lo olvidemos, Ministro del Interior, te multe si superas el exceso de velocidad permitido. En caso de recibir una multa no será por vulnerar la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, sino por ser una víctima más de las conspiraciones de Rubalcaba contra ti.

No todo han sido malas noticias para la derecha, a pesar de la candidatura de Rubalcaba, una buena noticia para todos fue ver al pájaro de los Canarios y presidente de la SGAE, Teddy Bautista, pasar unas horas en la jaula. Ya era hora de que alguien investigara a la SGAE y, si no se había hecho antes, era, evidentemente, por culpa de Rubalcaba.

Una vez presentada la dimisión como Ministro del Interior y proclamado oficialmente Rubalcaba como candidato a la Presidencia del Gobierno, una de las chicas “de” del PP, no la “de Cospedal” sino la “de Sáenz de Santamaría” nos sorprendía solicitando la inhabilitación del mismo como candidato a la Presidencia del Gobierno, a lo que respondían desde el PSOE diciendo que parecía mentira que la señora portavoz fuera jurista. Bueno, no hay que subestimar los méritos de algunos ilustres juristas del PP como el mismísimo Federico Trillo, nada menos que encargado de los temas legales del partido. Es por todos conocida la gran tradición jurista de la familia Trillo, muchos miembros de su familia pertenecen a una estirpe de juristas de reconocido prestigio. Sin ir más lejos, me viene a la memoria la grandiosa intervención de uno de los hermanos de Federico, el destacado Letrado y tocayo de su líder Rajoy, don Mariano Trillo, que se autoproclamó abogado de “El Solitario”. Inolvidable su defensa, pasará a los anales del Derecho, cuando digo “anales”, me refiero a lo primero que viene a la mente cuando se piensa en la raíz latina o letrina de la palabra “anal”:



Yo creo que Soraya confundió “inhabilitación” con “incapacidad” que es lo que padece su candidato, sólo así se explica que se reclamen esas medidas judiciales contra una persona que ni siquiera está imputada, y no me refiero a Camps, que sí que lo está, aunque siga vistiendo como un dandy, sino a Rubalcaba.

Escuchando todas estas noticias que nos llegan de los apocalípticos, como diría en el Ojo Izquierdo José María Izquierdo de la cadena Ser o El País, cualquiera diría que Rubalcaba es dios, ya que es omnipresente, omnipotente, omnisciente y tiene el don de la ubicuidad. Por intervenciones y apariciones menos contrastadas el Vaticano montó el negocio de Fátima y Lourdes, no sé si es un acto de fe, pero Rubalcaba aparece en todas partes y ha sido avistado en varios lugares al mismo tiempo. Vamos, que Rubalcaba está en misa y repicando, al contrario que Rajoy, que ni se le ve en misa ni repica nada.

Lo que más me fastidia de todo es que, como gatoadicto, ya me habían convencido de que Zapatero era el culpable de todo, incluso ya enviaba los sms a las encuestas de “El Gato al Agua” sin mirar el teclado del móvil. Nada más oír la pregunta del gatómetro del día “¿Es Zapatero culpable....?. marcaba “Sí”, por su puesto, antes incluso de que acabaran de formular la pregunta.

Pues resulta ahora que Rubalcaba era el verdadero culpable de todo, desde la crisis económica mundial hasta la legalización de Bildu, pasando por el cambio climático o la calvicie de Carlos Dávila. Ahora han descubierto que el que realmente movía los hilos era siempre Rubalcaba y ya sabemos quién ocupa la siniestra, el malvado y malévolo P. Rubalcaba, es desde allí desde donde trama todas sus conspiraciones.

Voy a acabar con una canción de los Rolling Stones, hasta ahora no era capaz de adivinar el nombre del personaje al que insistentemente se refiere Mick Jagger en la canción, pero finalmente he conseguido descifrar su nombre. No, los Stones no sienten simpatía por el diablo, sino que son simpatizantes del PSOE y más concretamente del conspirador Rubalcaba que, al igual que Satanás, Lucifer o Beelzebú ha ido cambiando de nombre a lo largo de su carrera política pasando de Alfredo Pérez Rubalcaba a P. Rubalcaba. Él es la mano que mece la cuna o el que mueve los hilos, no los hilillos del Prestige de Rajoy, sino los hilos del mundo. Rubalcaba es la mariposa que bate las alas, mientras que los capullos siguen sin volar, a pesar de las gaviotas de su logo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada