miércoles, 31 de agosto de 2011

De “Sor Citröen” al “Padre BMW”

Una pequeña entrada para comentar una de esas noticias reales que superan la ficción. Lejos quedaron los tiempos en los que el Mesías cabalgaba a lomos de un enclenque burro y recorría los caminos calzando unas modestas sandalias. Como diría Dylan, los tiempos están cambiando, y su representante en la Tierra prefiere viajar en un Mercedes tuneado a su gusto (incluido el "Papa no corras" junto a la guantera) y calzar unos zapatos rojos de la marca Prada que desde luego no hacen juego con el rubor que debería sentir si tuviera algo de vergüenza. Pero vamos a dejar ya al Papa porque, si no teníamos bastante, hemos tenido más de dos tazas estos días. Una imagen vale más que mil palabras y hemos visto al Papa arropando y consolando a los pobres durante las JMJ de Madrid, entre ellos Botín, Aznar o Rato. Los representantes de Somalia se ve que no tenían acreditación.
Las noticias que rodean a la Iglesia Católica nunca dejan de sorprenderme, hace unos meses conocíamos la noticia de las simpáticas monjitas que, al igual que el Santo Padre, también sentían debilidad por los colores rojizos, concretamente el morado de los billetes de 500€ que les robaron en el convento. Por lo visto ya no se llevan las monjas a lo “Sor Citröen” y hemos pasado al “Padre BMW”.
Me refiero al cura que se ha extralimitado celebrando la Eucaristía con sus feligreses y se le ha ido un poco la mano bebiéndose la sangre de Cristo, para ser más preciso, ha doblado la tasa de alcoholemia. Me parece que la Benemérita no se va a tragar eso de que su sangre se ha convertido en vino por medio de la transubstanciación. De todos es sabido que actualmente los únicos capaces de demostrar científicamente que son capaces de convertir un líquido en vino, me refiero a convertir el agua en vino, son los de Don Simón.
Ya hemos comentado en ocasiones la afición de la derecha por empinar el codo, desde los añejos Botella y marido hasta llegar a los nuevos crianzas o Nuevas Generaciones representados por Nacho Uriarte. Todos ellos supongo que quedarían convenientemente perdonados de sus faltas en alguno de esos confesionarios que han invadido el Retiro estos días. Para los que no sepan de qué hablo, me estoy refiriendo al cura que se ha dado a la fuga después de arrollar con su BMW una hilera de motos y coches, supongo que todos ellos estaban mal estacionados. Al ser capturado no se acordaba de nada, seguramente Satán le había poseído, y con eso lo tenemos todo arreglado, cuatro Ave Marías y aquí paz y después gloria. Aquí está el video de la noticia:


Acabo esta mini entrada aquí, no tengo tiempo de profundizar más en los caminos del Señor porque éstos son inescrutables. Terminaré con la canción que posiblemente iba escuchando en Radio María este cura nacido para correr, me refiero al “Born To Run” de Bruce Springsteen. Seguramente iba cantando al volante eso de “vagabundos como nosotros (eclesiásticos al volante de un BMW) hemos nacido para correr”. Lo del paréntesis es cosa mía, espero que los malpensados no critiquen que un cura conduzca un BMW, el cepillo no da para tanto y ya sabemos que la Iglesia dispone de métodos más sofisticados para blanquear dinero. Si llevaba un coche de gama alta era simplemente para llevar a cabo su labor evangelizadora con mayor precisión y eficiencia, para que el mensaje de Jesús llegue a más lugares en el menor tiempo posible. A este abnegado pastor le gusta conducir a su rebaño de feligreses, que cuenta cada vez con más ovejas descarriadas, por el buen camino. Qué mejor que un BMW para hacerlo, ¿te gusta conducir?. No querréis que vaya con un burro y sandalias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada